lunes, 9 de marzo de 2009

Mandala

Después de esperar bastante tiempo mis telas de EEUU, por fin he podido empezar el mandala que una amiga me había pedido. Las pedí a EEUU porque aquí en Valencia no encontraba telas de batik.
Antes de pedir las telas, hubo que buscar un mandala e imaginar qué colores íbamos a utilizar. El diseño elegido fue el siguiente:
Como se aprecia en el dibujo, nesecitaba 16 colores diferentes más el fondo y la trasera. La trasera va a ser una de las telas que he utilizado también en el diseño.
La técnica aplicada es la de papel de fliselina de doble cara. Primero se imprime o se copia el dibujo al tamaño deseado y pasamos el patrón a la tela del fondo. A continuación copiamos cada pieza a la fliselina de doble cara. A la hora de calcar apunté a través de números qué partes del patrón se iba a hacer de la misma tela y ampliando cada pieza por un lado y por debajo para la superposición de las piezas. Corté todas las piezas dejando un margen exterior porque después una vez pegado en la tela se corta exactamente, y sino sería doble trabajo.
.
Cuando están todas las piezas cortadas se pegan con la plancha en las correspodientes telas, y se recorta exactamente (incluido la parte que va solapada). A continuación se coloca todas las pieas en su sitio, fijándose bien donde se deben solapar y dónde no. Se coloca la trasera en una superficie plana, encima la guata y después la obra. A continuación se repasan todos los bordes a máquina con un punto de festón.
Al final, hay que alcocharla y poner el biés.
Este es el resultado.

2 comentarios:

Erica dijo...

Hola Silvia, Me parece una aunténtica preciosidad lo que has hecho aqui.

Anónimo dijo...

Hola Silvia,
Qué pasada, está genial, deberías presentarla a concurso, seguro que ganas.Besitos, Julia (orotava-patch)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...